Cuando queremos dar visibilidad prioritaria a cualquier tema o aspecto en particular, básicamente indicamos que “existe” para que no caiga en el olvido. Esta situación ocurre generalmente con la señalización en casos de incendio, para cumplir los requisitos de seguridad de los edificios. En esta intervención ponemos el foco en la señalización, ni más ni menos importante que todos los demás requisitos exigidos para la protección pasiva y/o protección activa ante el incendio de un edificio.
Señalización de evacuación

Señalización de evacuación (Fuente: Zigurat)

Se puede definir a la señalización, también conocida habitualmente como “Señalética”, como una técnica comunicacional que, mediante el uso de señales y símbolos icónicos, lingüísticos y cromáticos, orienta y brinda instrucciones sobre cómo debe accionar un individuo o un grupo de personas en un determinado espacio físico. Por tanto, la función de la señalización contra incendios es básicamente informar e indicar de la manera más clara posible donde se ubican los equipos en caso de incendios, dónde están las vías de evacuación y el camino a seguir hasta encontrar un espacio exterior seguro, fuera de riesgo para el ocupante del edificio.

Señalética

Señalética (Fuente: S3F Signs)

Cuando aplicamos la disciplina de incendio en la fase de diseño de un proyecto, principalmente incidimos en los conceptos de resistencia al fuego, la sectorización, la evacuación y los sistemas de protección. Sin embargo, en muchas ocasiones la señalización queda en un segundo plano en la fase diseño, a la espera que todo quede perfectamente definido y ejecutado en la fase de construcción. Esto no debería repetirse de manera habitual, todo lo contrario. Deberíamos reflejar todas las señales, perfectamente definidas e identificadas, en el diseño del proyecto, es algo imprescindible para evitar errores y descoordinación durante la fase de construcción de incendio del edificio. Estamos hablando de un tema tan importante como el de las responsabilidades que tienen que asumir cada uno de los agentes que intervienen en la construcción de un edificio, más importante si cabe cuando hablamos de protección de personas además de los daños materiales.

Las personas que deben hacer uso de la señalización son los propios usuarios del edificio, o incluso personas externas al mismo, por lo que todo el edificio debe contemplar la señalética de todas las vías de evacuación y de los sistemas de protección contra incendios, eso como mínimo. Las señales deben de proporcionar información que entienda todo el mundo que se encuentre dentro de un edificio cuando se origina un incendio, sean o no sean especialistas en la materia, de tal modo que les permita saber qué tipos de sistemas de protección contra incendios se pueden utilizar en ese instante y mostrar el camino para realizar una evacuación ordenada, rápida y segura: ¿Se pueden imaginar el alcance de un fuego con vidas humanas en peligro y en quién recae la responsabilidad por la ausencia y/o definición incorrecta de señales?

 Ausencia de señalización de emergencia en un incendio de un edificio

Ausencia de señalización de emergencia en un incendio de un edificio (Fuente: Zigurat)

En cuanto a la definición, el posicionamiento de las señales es determinante, debiendo quedar todas ellas colocadas a las alturas reglamentarias, evitando en todo momento que exista cualquier tipo de obstáculo que no permita su visualización. Entre todas las señales que tiene un edificio, únicamente una señal mal colocada puede hacer que el siniestro sea mucho mayor. Por ejemplo, si ocultamos una señal que indica la existencia de un extintor y ese extintor se encuentra cerca del origen del incendio, es probable que la reacción por parte del usuario para atajar el fuego sea mucho más prolongada, el fuego se puede extender cuando se podría haber evitado.

También se debe prestar especial atención al tamaño de las señales. La distancia del observador (el usuario del edificio) a las señales va a condicionar el tamaño de las mismas. Si queremos abarcar más distancia e utilizar menos señales, entonces las señales deben tener mayores dimensiones; por el contrario, podemos utilizar más cantidad de señales con menores dimensiones para cubrir todas las distancias.

 Tamaños de señales de salida de emergencia

Tamaños de señales de salida de emergencia (Fuente: Zigurat)

Otro tema importante a destacar es el fallo en el suministro del alumbrado normal en el edificio. En este caso, deben existir sistemas de iluminación complementarios de emergencia, para señalizar los sistemas de extinción del incendio, los recorridos de evacuación y los sistemas de alarma que permitan visualizar todas las señales correctamente. Para ello, también existen las señales contra incendios fotoluminiscentes como solución alternativa.

Los tipos de señalización contra incendios son variados dependiendo de la función que desempeñan. Unos tienen la misión de indicar las salidas de planta, los itinerarios de evacuación y las salidas de emergencia. Otros nos informan de la ubicación de los medios de extinción manuales y la forma en la que deben utilizarse. Otros nos indican los sistemas de alarma y comunicación de emergencia. Podemos tomar como referencia la UNE 23033, la UNE 23034, la NFPA 170, etc. Estas normas reflejan el código de colores que se deben utilizar para cada tipo de señal. Las señales de seguridad utilizadas para la señalización de los medios de extinción serán de color rojo y blanco, y su forma será cuadrada o rectangular; también los sistemas alarma. Las señales de emergencia serán de color verde y rectangular.

En cuanto a las reglas del diseño e implantación de la señalética en un edificio, existen diferentes estándares y normas que proponen el modo en el que se debe resolver la disciplina de incendio:

– Por ejemplo, en territorio americano se acostumbra a aplicar el estándar NFPA 72 (Código Nacional de Alarma y Señalización de incendios); este estándar abarca un campo amplio, más allá de la señalización de los sistemas de extinción, sistemas de alarma y evacuación del edificio (también se refiere a la aplicación, instalación, ubicación, rendimiento, inspección, pruebas y mantenimiento).

– Por ejemplo, en territorio español encontramos el CTE-DB-SI (Documento Básico de Seguridad en Caso de Incendio) planteando exigencias de la señalización en los medios de evacuación, indicando que la señalización de las instalaciones manuales de protección contra incendios debe cumplir lo establecido en el vigente Reglamento de instalaciones de protección contra incendios (RIPCI). Ambas normas también va más allá de la señalización de los sistemas de extinción, sistemas de alarma y evacuación del edificio (también se refiere a la aplicación, instalación, ubicación, rendimiento, inspección, pruebas y mantenimiento).

Resumiendo, la señalización correcta contra incendios es de vital importancia en todo tipo de edificios, principalmente en los de pública concurrencia con mayor ocupación de personas, ayuda a salvar vidas e intenta reducir los graves daños que puede ocasionar el fuego.

No Hay Más Artículos