El concepto de ciudad inteligente ha dejado de ser una utopía tecnológica para convertirse en una realidad cada día más evidente en sociedades de todo el mundo. La implementación de tecnologías de última generación en nuestras ciudades supone una mejora sustancial la calidad de vida de los ciudadanos.

Debido al auge de interés por este tema, en los próximos posts de este blog, presentaremos algunos de los ejemplos más notables de implementación de procesos smart en ciudades de todo el mundo.

Hemos hablado de la trayectoria de Barcelonaque se ha convertido en una referencia para otras ciudades que buscan iniciarse en el camino de convertirse en una ciudad inteligente. También hemos explorado el Sidewalk Toronto, un proyecto único que prevé la construcción de un barrio inteligente de 325 hectáreas a la orilla del lago Ontario.

Hoy le toca el turno a Monterrey y la Ciudad de México, aunque también exploraremos algunas futuras ciudades inteligentes del país.

Ciudades inteligentes en América Latina       

Si analizamos las urbes latinoamericanas que aparecen primero en los rankings de Smart Cities, debemos tener en cuenta que la mayoría de ellas (Buenos Aires, Santiago de Chile, Sao Paulo, Ciudad de México) son megaciudades de más de 10 millones de habitantes. Para muchos ideólogos de Smart Cities, las grandes «manchas» urbanas son la antítesis de la idea y valores de una ciudad inteligente.

Una ciudad inteligente es mucho más que una ciudad tecnológica, es una ciudad que aprovecha la creatividad y la potencial de las nuevas tecnologías para afrontar los desafíos de la vida urbana. Una ciudad inteligente también ayuda a solucionar temas más sensibles para sus ciudadanos como la inseguridad, los problemas de movilidad urbana, la gestión de recursos hídricos y los residuos sólidos. En otras palabras, no son los instrumentos que hacen una Smart City, sino todo lo que se consigue con ellos.

Si hay algo que impide que las urbes latinoamericanas lleguen a los primeros puestos en las clasificaciones de las ciudades más inteligentes, es la falta de proyectos políticos y la ausencia de estrategias de digitalización.

Ciudades inteligentes en México

México se coloca como el país de la región latinoamericana con más ciudades con características smart. A pesar de que existen iniciativas inteligentes de futuro en varios núcleos urbanos del país, la Ciudad de México y Monterrey, son las ciudades más avanzadas en la implementación de nuevas tecnologías y figuran en la lista de Smart Cities Index de EasyPark y en el Cities in Motion Index de la Escuela de Negocios IESE.

Ciudad de México: El transporte como prioridad

La Ciudad de México cumple con varias condiciones para considerarse una Smart City. Sus habitantes utilizan a diario varias aplicaciones para facilitar su movilidad por la ciudad (servicios de viajes compartidos, Uber, Easy, Cabify). A ello, se le suma que es una de las primeras urbes en implementar el sistema de bicicletas compartidas (ecobici) para acelerar y descongestionar el tráfico.

La población de la Ciudad de México pasa, de media, 45 días al año usando transporte. En términos monetarios, esto representa un 40% de sus ingresos, lo que hace de este tema, una prioridad para los ciudadanos. Optimizar los tiempos de traslado y minimizar el impacto ambiental que esto conlleva es hoy en día uno de los principales desafíos de la capital del país.

Además de esto, Ciudad de México es una de las ciudades que más promueve la creación de edificios verdes e inteligentes.

Monterrey: una ciudad sostenible, incluyente y equilibrada 

Muchos expertos destacan de la ciudad de Monterrey su gran potencial para diseñar acciones integrales, incluso más que la Ciudad de México. Esto es debido a la gran cantidad de recursos de los que dispone, asó como su ubicación geográfica y la participación e implicación del gobierno, empresas y academia, que convierten Monterrey en un buen laboratorio para transformarse en una ciudad inteligente.

Monterrey se integró el Instituto Municipal de Planeación Integral (Implani), con el fin de elaborar y proponer instrumentos de planificación que contribuyan a un desarrollo municipal incluyente, transparente, económicamente sostenible, ambientalmente equilibrado y territorialmente ordenado.

A través de este organismo público, profesionales con distintos backgrounds buscan mejorar la eliminación de residuos, la iluminación y desarrollar una estrategia de creación de un ecosistema sostenible donde infraestructuras, servicios y tecnología mejoren las condiciones de vida de los ciudadanos.

Otra característica importante que coloca a Monterrey un paso adelante hacia la concepción de ciudades inteligentes, es la digitalización de la administración pública.

Querétaro, la primera ciudad inteligente de México

Maderas es el proyecto que convertirá Querétaro en la primera ciudad inteligente de México. Maderas se fundó en 2013 y se estima que finalice en 2020.

La vida en esta ciudad se moverá al ritmo de Internet, por medio de herramientas móviles y el uso de energías sostenibles, como la eólica y la solar. Los habitantes tendrán toda la información en su teléfono móvil, (servicios de transporte, recogida de basura, luz, gas y agua) y sus casas contarán con sensores especiales para determinar la humedad, la temperatura y alertar sobre ladrones. Se instalará una red de fibra óptica para garantizar la conectividad a Internet al 100%.

Actualmente, se están desarrollando unas 100.000 viviendas en unas 400 hectáreas, además de 20.000 propiedades en la periferia.

El Big Data en Tequila dará una mejor respuesta al turismo

Bajo el nombre ‘Tequila Inteligente’, el municipio de Tequila está en proceso de consolidarse como un pueblo inteligente (2020). El gobierno de la localidad tiene previsto culminar el proceso de digitalización en 2040.

Las principales iniciativas digitales en Tequila son la innovación en los procesos de producción del destilado del Agave, la instauración de proyectos y planes de desarrollo sostenible. También, dar respuesta a la gran actividad turística de la zona, que para este pueblo de 50.000 habitantes es algo relativamente nuevo. Por ejemplo, el Big Data les permitirá tener estadísticas precisas para planificar mejor las ofertas turísticas.  

Actualmente, Tequila cuenta con puntos inteligentes para orientar al visitante y sensores de calor para ver la concentración de las personas.

 

Guadalajar: La Ciudad Creativa Digital 

Ciudad Creativa Digital es un proyecto que se desarrolla en la ciudad de Guadalajara desde 2014 para fomentar las industrias digitales y creativas de la región.

El objetivo de la iniciativa es fortalecer la posición de México dentro de la economía creativa. A través de este ecosistema propio, se crearán mejores empleos, habrá más ventajas competitivas para la industria y se proporcionarán nuevos espacios que fomenten la convivencia, el talento y la innovación.

Este sitio contará con 380 hectáreas que albergarán a 50.000 personas y será un nodo global en producción audiovisual, digital e interactiva que dará empleo a 10.000 profesionales.

Smart Puebla: una estrategia top-down

Smart Puebla, es la estrategia del Estado para transformar sus ciudades y territorios al modelo smart. Con acciones orientadas a mejorar la integración de sus territorios y a mejorar la calidad de vida de los habitantes a través de la tecnología, la innovación y la participación ciudadana.

La meta de este proyecto es la creación de políticas públicas que ayuden a disminuir la brecha de desigualdad social y centrar el desarrollo económico en la innovación tecnológica.

 

Gracias por inscribirte. Comenzarás a recibir nuestras novedades en tu bandeja de entrada
Parece que hemos descubierto un error en su nueva solicitud de inscripción. Por favor, inténtelo de nuevo en unos minutos o envíelo a [email protected]

Suscríbete ahora a Ingenieros & Arquitectos

Recibe las novedades en tu inbox!