In Sin categorizar

La lista de titulares que podríamos extraer de la entrevista que el El Diario Gallego dedicó a María Sánchez Ontín, Directora de nuestro curso de Especialización en Diseño y construcción con madera, el pasado 24 de agosto, podría ser interminable.

María, pese a su juventud, dispone de una gran habilidad para trabajar con madera y en esta charla ha vuelto a quedar patente. Como experta en materia -y nunca mejor dicho-, la arquitecta profundizó, desmitificó y alabó algunos de los beneficios que ofrece este material en los procesos de construcción, así como en la creación de empleo.

La madera es mucho más que una moda

María Sánchez reafirma su compromiso de trabajar con madera, cree que no es una moda pasajera y que tiene la voluntad de quedarse. Comenta que, en la sociedad, cada vez hay una conciencia mayor, sobre todo, con todo lo que conlleva el cambio climático. Muestra de ello es la disminución del uso del plástico y la voluntad de intentar reducir la huella ecológica. Cuidar el entorno que nos rodea es lo que se espera de nosotros y, en este sentido, la edificación no debe ser una excepción. La madera encaja perfectamente en este estilo de vida porque, en palabras de María “es atractiva, sostenible y su uso pone en valor nuestro patrimonio natural”.  

Su abanico de ventajas es muy amplio

La conductividad cercana a la de los aislamientos, la reducción de puentes térmicos, la posibilidad de poder diseñar muros de menor espesor, pero con las mismas prestaciones que con otros sistemas como el ladrillo o la termoarcilla… son razones de peso para optar por este material en la construcción de edificios. Por ello, es razonable que más del 40% de los edificios certificados bajo el estándar de construcción eficiente Passivhaus están construidos con madera. Más pros que aporta este material a la construcción son que permite acortar tiempos, aporta ligereza al edificio y su cimentación es más sencilla y económica. Optar por la construcción con madera implica consumir menos energía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En la entrevista con el periódico gallego, María añade que le gusta “trabajar con madera porque es el único material de construcción renovable, que almacena CO2 y que tiene un coste energético de producción muy inferior al del hormigón o el acero.

Cuando pensar en local se convierte en la mejor opción

Utilizar madera de proximidad repercute positivamente en el entorno en el que vivimos, pero también se podrían destacar otras muchas ventajas no menos importantes: trabajar con madera local ayuda al desarrollo económico sostenible y a la creación de empleos en el entorno próximo. Pero ya no solo esto, porque además la gestión de los recursos se torna mucho más eficiente. Construir con madera en realidad fomenta la conservación de los montes. Por ejemplo, María comenta en su entrevista que trabaja habitualmente con madera procedente de Europa de bosques gestionados de forma responsable, con certificaciones que garantizan una explotación sensata.

En esta entrevista, María ha podido profundizar en la viabilidad que supone trabajar con este material en los procesos de construcción y en cómo el uso de madera local, ayuda al desarrollo sostenible y a la creación de empleo. A continuación puedes leer la entrevista completa en versión digital.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search

NextGen CitiesBIM recruiter