Uno de los primeros pasos en la formulación de una estrategia para una Smart City es conocer el nivel de madurez de la ciudad, para así determinar los pasos que deben darse. En este contexto, los modelos de madurez de Smart Cities son una herramienta fundamental. En el siguiente artículo, Hossam El Shoukry, Alumni del Master’s in Global Smart City Management, expone las características clave de los tres principales modelos de madurez existentes en el ámbito de las ciudades inteligentes: el modelo de madurez del IDC, el modelo de madurez para medir y comparar la desigualdad en las ciudades brasileñas (BR-SCMM) y el modelo de madurez desarrollado por Sustainability Outlook (SO SCMM).

Usted es un funcionario o gobernador de una ciudad. Se le pide que desarrolle una estrategia para transformar su ciudad en una Smart City para hacer frente a los retos económicos, medioambientales o demográficos a los que se enfrentan las ciudades hoy en día.
Le bombardean con varias llamadas de empresas tecnológicas para intentar convencerle de que compre sus soluciones para Smart Cities. Sin embargo, como es usted nuevo en el tema, desconfía bastante de que vaya a tomar las decisiones correctas en cuanto a las prioridades y a cuáles son exactamente las áreas que debe empezar a abordar en esta transformación.
Las elevadas expectativas de los ciudadanos y la necesidad de un desarrollo turístico y empresarial sostenido le presionan, como líder, para que considere las oportunidades que ofrecen las tecnologías emergentes. Sin embargo, enfrascarse en una transformación como la que requieren las ciudades inteligentes es un proceso complejo y a largo plazo.

Para empezar a recorrer de forma eficaz la travesía que es la transformación de las ciudades, los funcionarios provinciales deben ser capaces de evaluar la situación actual de sus ciudades y determinar las capacidades críticas necesarias para hacer posible el concepto de ciudad inteligente.

Se utilizan diferentes herramientas para facilitar este proceso de planificación estratégica de las ciudades inteligentes. Un ejemplo de ello es el Modelo de Madurez (MM), que se utiliza generalmente para la mejora de procesos. Los modelos de madurez apoyan la evolución desde un estado inicial, hacia un estado anticipado o deseado, siguiendo un camino trazado, a menudo basado en las mejores prácticas del dominio en cuestión.

Modelos de madurez de las ciudades inteligentes


El Software Engineering Institute (SEI) desarrolló el primer modelo de madurez que se aplicó a la industria del software: el Modelo de Capacidad y Madurez (CMM). Este CMM ayuda a la evaluación de la capacidad, donde las áreas de proceso individuales -process areas- (PA) pueden ser mejoradas hacia un objetivo, sin tener que abordar las diferentes áreas consideradas en un nivel de madurez. [1] Además, puede considerarse una recopilación de las mejores prácticas en la industria de la ingeniería del software. 

El CMM se desarrolló como un marco para apoyar el proceso de mejora de una organización desde el punto de vista de su calidad y eficacia.  

A partir de entonces, se han desarrollado varios modelos de madurez en diferentes ámbitos, incluido el de las Smart Cities, que se han definido para ayudar a los dirigentes municipales a evaluar el estado actual de la ciudad y orientar su evolución. 

Utilizando una investigación previa realizada por Torrinha & Machado en 2017, los únicos modelos relacionados con las ciudades inteligentes que se consideraron fueron los modelos de madurez que abordaban la ciudad de forma holística. [2] 

Por ello, entre los diferentes modelos de madurez existentes en el dominio de las Smart Cities, sólo se seleccionaron tres modelos: 

  • El Modelo de Madurez de Smart Cities de IDC.
  • El Modelo de Madurez para Medir y Comparar la Desigualdad en las Ciudades Brasileñas (Br-SCMM). 
  • El Modelo de Madurez de Smart Cities desarrollado por Sustainability Outlook (SO SCMM).

Cabe mencionar que cuando se profundiza en el tema, también se encuentran referencias del modelo de madurez de la Unión Europea, que se utilizó en 2014 para mapear las ciudades inteligentes de toda la UE para ayudar a impulsar sus iniciativas.

Además, la norma PAS 181 del British standards Institute establece un marco de buenas prácticas para desarrollar y aplicar estrategias Smart. Sin embargo, no cuenta con un modelo de evaluación específico.

Características principales de los modelos de madurez de las ciudades inteligentes


Los modelos de madurez mencionados comparten los objetivos de permitir la evaluación del estado actual de las ciudades inteligentes, la identificación de carencias y la comparación entre ciudades.

Sin embargo, los criterios de evaluación pueden ser diferentes para cada modelo. Por ejemplo: El modelo de madurez de IDC podría utilizarse para evaluar el nivel de gobernanza establecido para promover la transformación hacia un concepto de ciudad inteligente. Este modelo  mide la coordinación y la integración entre departamentos y organismos, o el sistema de la ciudad en su conjunto, además de evaluar un solo departamento. [3] 

El (Br-SCMM) se ha basado en la identificación de 10 dominios llamados «dominios básicos»,donde cada dominio tiene su respectivo Indicador Básico. El objetivo principal de estos dominios e indicadores básicos es entender las áreas funcionales donde hay debilidades estructurales que necesitan más atención para que la ciudad sea comparable a una Smart City. El modelo fue creado para medir y comparar las ciudades de Brasil, pero podría usarse en otros países con casos similares. [4]

Dominios  Indicador básico
Agua Agua canalizada
Educación Índice de Desarrollo Humano (HDI) – Educación
Energía Acceso a la Energía
Gobernanza Índice de Desarrollo Humano (HDI) – Empleo
Vivienda Residencia privada
Medio ambiente Recogida de basura
Salud Índice de Desarrollo Humano (HDI) – Salud
Seguridad  Homicidios/1000
Tecnología Informática/Hogar
Transporte  Transporte Masivo

El «SO SCMM» se desarrolló para establecer las métricas a aplicar en una futura ciudad inteligente para medir la preparación en relación con los recursos clave relacionados a las áreas propuestas por el Gobierno de Unión de la India (transporte, planificación espacial, suministro de agua, alcantarillado y saneamiento, etc.). El modelo mide la preparación de cada área a través de cuatro fases diferentes: acceso, eficiencia, comportamiento y enfoque de sistemas, que es el nivel más alto de madurez.

Conclusión


En resumen, como punto de partida para la formulación de su estrategia Smart tendrá que haber realizado una evaluación de su situación actual y de lo que aspira a conseguir en los distintos ámbitos del concepto de Smart City. Los modelos de madurez son herramientas útiles para ayudar a los dirigentes de las ciudades a desarrollar sus planes estratégicos basados en la evaluación de las necesidades. Entender cómo funciona el modelo de madurez en su totalidad es un elemento clave para determinar qué modelo podría utilizarse para una determinada ciudad y garantizar su uso eficiente y exitoso. [5]

Referencias

[1] Torrinha, Pedro & Machado, Ricardo. (2017). Assessment of maturity models for smart cities supported by maturity model design principles. 252-256. 10.1109/ICSGSC.2017.8038586.
[2] Torrinha, Pedro & Machado, Ricardo. (2017). Assessment of maturity models for smart cities supported by maturity model design principles. 252-256. 10.1109/ICSGSC.2017.8038586.
[3] Clarke, R.Y.: Business Strategy: IDC Government Insights ’ Smart City Maturity Model — Assessment and Action on the Path to Maturity, (2013).
[4] Afonso, R.A., dos Santos Brito, K., do Nascimento, C.H., Garcia, V.C., Álvaro, A.: Brazilian Smart Cities: Using a Maturity Model to Measure and Compare Inequality in Cities, (2015).
[5] Sustainable Business Leadership Forum: Shaping New Age Urban Systems Energy, Connectivity & Climate Resilience, (2014).

 

Autor: Hossam El Shoukry, Country Head of Real Estate en Siemens Egypt y Alumni del Master’s in Global Smart City Management

No Hay Más Artículos