Ingeniero de Estructuras Carles Romea es, sin duda, uno de los profesores más icónicos de Zigurat. Ya no sólo por ser uno de los primeros profesionales en acompañarnos en esta aventura, sino por ser una persona sabia con unos dotes magníficos a la hora de comunicar.

Él, director del Máster Internacional en Estructuras Metálicas y Mixtas de Edificación y profesor de otros programas de estructuras de Zigurat, forma parte de esa generación de ingenieros que crecieron con el lápiz y el compás. Con más de 30 años de recorrido a sus espaldas y una nueva era digital de por medio, Carles se sienta con nosotros para responder algunas cuestiones.

¿Cuáles son los principales cambios en el trabajo del ingeniero de estructuras que has visto durante el transcurso de tu carrera profesional?

Sin duda la utilización de software cada vez más potente para el cálculo y el diseño estructural. Teniendo en cuenta que aún dibujábamos a mano y que muchos cálculos se hacían a mano y con tablas, sin duda los cambios de metodología han sido impresionantes. 

¿Cuáles crees que son los principales desafíos a los que se enfrenta el sector de la construcción? ¿Qué factores pueden transformar estos desafíos en oportunidades?

Como nos está demostrando la crisis, los procesos de industrialización hacia la prefabricación, y el aumento de la calidad junto con la sostenibilidad, disminución de emisiones y mejoras en la eficiencia energética.

Todo estos procesos requieren nuevos enfoques técnicos, nuevas certificaciones y sobre todo una mejora en la transmisión de la información, con lo cual la formación en estos ámbitos es fundamental.

¿Cuáles son las virtudes que caracterizan a un buen ingeniero de estructuras?

Tener claro que su trabajo tiene una gran trascendencia en términos de seguridad para las personas, pero que su trabajo se enmarca en un entorno social al cual debe saber adaptarse dando la mejor respuesta al mejor precio. Esto nos obliga a un constante estudio, adaptación al mercado y sobre todo la mayor honestidad en nuestro trabajo.

¿Qué edificios te parecen más interesantes a nivel estructural? Cítanos 3 y explícanos el por qué.

Esta es una pregunta difícil porque hay que escoger y dejar muchos otros fuera.

La primera la Torre Eiffel, porque condensa en una sola construcción todo el estado de conocimiento de una potencia de su época , como era Francia, en relación a la estructura metálica. Una torre que recordemos, en principio, no tenía ninguna utilidad más allá de lo que en francés se conoce como “tour de force”, nunca mejor dicho. (Lee el artículo que escribió acerca de ella)

El segundo es el edificio de los Laboratorios Richards de investigación Médica, que a pesar de haberse construido en 1957 en Filadelfia, todavía hoy en día es una propuesta innovadora, y no entiendo cómo no ha sido más explotada. Louis Khan, el gran arquitecto junto con August Komendan, ingeniero genial, nos enseñaron como el hormigón prefabricado y postensado, podían desafiar las soluciones más convencionales metálicas. Desde un punto de vista estructural es una solución aún hoy absolutamente original.

El Tercero siguiendo la máxima del  “less is more”, me quedo con una de las respuestas más humildes, pero más geniales de alguien decisivo en el siglo XX, no solo en el campo de las estructuras sino de la construcción en general. Me refiero a la casa del propio Jean Prouvé en Nancy. Se mire por donde se mire, una auténtica lección de lógica constructiva, por su sencillez, su elegancia y por sus métodos innovadores en construcción ligera, fruto de una carrera plagada de grandes logros con sus Ateliers J Prouvé. Todo un clásico. (Lee el artículo que escribió acerca de él)

¿Cuán importante consideras que es la actualización en este sector? (en nuevas tecnologías, metodologías innovadoras…)

Bueno, el sector de la construcción está en manos de grandes especuladores, donde generalmente priman
otros intereses, y es un sector bastante impermeable a las nuevas tecnologías y metodologías. Pero nuestro deber, como ingenieros, arquitectos y técnicos, es proponer siempre soluciones innovadoras, haciendo ver que la evolución va en favor de la mejora del sector. Esto nos obliga a estar al día, y atentos a los últimos cambios. La integración BIM, LEAN, etc., son sin duda las metodologías más potentes hoy en día que además están en constante evolución.

Carles Romea Student Week 19Carles Romea en IL3 UB

¿Cómo ha cambiado la enseñanza en este campo desde que tú la recibiste y hasta el día de hoy?

El auténtico cambio ha venido, sobre todo, desde lo que en Europa se conoce como plan Bolonia, a principios del siglo XXI. Los cursos se han acortado, se ha implantado un sistema más práctico, de estudio de evaluación, y además se han introducido de manera masiva las nuevas tecnologías de la información. Las clases magistrales ya no se estilan, y la movilidad entre universidades, la posibilidad de utilizar información en diferentes idiomas, procedencias y metodologías, permite un punto de vista mucho más abierto. Estamos en la famosa “aldea Global” de Mc Luhan hecha realidad.

Sería un error pensar que antes era mejor. Ciertamente nuestra formación técnica era mucho más amplia y si se quiere más erudita, pero no teníamos ni ordenadores, ni teléfonos móviles, lo cual indica una evolución potentísima en los últimos años, llevada a cabo por las nuevas generaciones.

¿Qué te ha aportado la docencia, tanto a nivel profesional como personal, durante todos estos años?

La enseñanza es antes que nada una vocación. Sin ella, la enseñanza no tiene sentido. Mi generación, los que nos formamos en los 70, teníamos claro que la enseñanza tenía que concebirse como un arma de lucha social, eso que hoy en día llaman “el ascensor social”. Yo fui un privilegiado, porque pude estudiar muchas disciplinas diferentes con los mejores referentes de la época. No sólo ingeniería, sino música, teatro, hatha-Yoga, dibujo… y por tanto nuestra obligación era compartirlo.

Trabajé muchos años en una escuela de los Jesuitas en Bellvitge, Joan XXIII, entonces un barrio obrero muy luchador. Y allí aprendí aquello de “llegar a la excelencia para compartirla”… Otra cosa no tiene sentido.

¿Qué es para ti Zigurat?

Zigurat ha sido durante muchos años mi segunda casa. Empecé a colaborar desde su fundación en 2001-2002. Después pasé 10 años como director técnico en Pamias Ingenieria, y también 25 años como profesor en la UPC (Universitat Politécnica de Catalunya), y en el 2012, volví a Zigurat para hacerme cargo del Máster MEM de Estructuras Metálicas y Mixtas, justo cuando la escuela se internacionalizó, sobre todo en América Latina. Fueron años muy difíciles por la fuerte crisis del 2008. Zigurat, a pesar de todo, había hecho los deberes y con un equipo reducido, pero magnífico, hicimos lo que mejor sabíamos, que era compartir nuestros cursos, aplicando la metodología e-learning.

He podido explicar, lo mejor que he sabido, todo aquello que, durante casi 40 años, ha sido mi actividad principal: proyectar estructuras, calcular estructuras, diseñar estructuras y tener el privilegio de poderlo compartir con tantos otros compañeros de tantos y tantos países.

Zigurat ha hecho realidad aquel dicho de “quien da primero da dos veces”, pero su imponente progresión no hubiera sido posible sin lo más principal: creer en lo que se está haciendo. Aunque esto cuesta esfuerzo y dedicación. Así que agradezco a Zigurat la posibilidad de haber compartido todos estos años, y la confianza que han depositado en mí.

 

Carles Romea

Carles Romea , Director del Máster Internacional en Estructuras Metálicas y Mixtas de Edificación.

banner estructuras metalicas

No Hay Más Artículos