Fernando Valero, Director de Consultoría de Negocio e Innovación en Grant Thornton es experto en transformación y digitalización de procesos corporativos en construcción. En un artículo para buildingSMART Spanish Chapter ha reflexionado sobre la interacción entre dos conceptos cada días más a la vanguardia: Blockchain y BIM.

Valero, quién también forma parte del equipo docente del Máster Internacional BIM en Ingeniería Civil. Infraestructuras y GIS de Apogea Virtual Building y Zigurat Global Institute of Technology, incide en su artículo en la necesidad de trabajar en entornos colaborativos seguros y controlados cuando trabajamos con BIM, algo garantizado con la tecnología Blockchain.

Artículo de Fernando Valero:

Un modelo BIM funciona realmente como un gran contenedor de información parametrizada, interconectada, modificable y representable gráficamente. Y todo ello reutilizable durante el ciclo de vida completo del activo. En este sentido, la labor de BuildingSmart es encomiable ya que la estandarización de la estructura de información asociada al modelo para conseguir la interoperabilidad real entre los sistemas de los diferentes stakeholders del proyecto es un reto difícil de asumir y aún más de resolver. De ahí el trabajo tan interesante de las diferentes “Rooms” y grupos de trabajo de BuildingSmart.

Sin embargo, es precisamente esta necesidad de interactuar entre stakeholders  la que plantea algunos de los retos más importantes de la utilización de BIM en un nivel de colaboración avanzado y maduro. ¿Cómo trazar de manera transparente para todas las partes la evolución de los diferentes documentos y modelos? ¿Cómo deslindar la responsabilidad de cada parte en un modelo de información del proyecto en constante cambio? ¿Cómo determinar si los cambios que se producen cumplen con los requisitos informacionales del proyecto y/o cada compañía –LOD, legislación aplicable, criterios de calidad internos y externos- con la mínima inversión de tiempo y recursos posible?

¿Qué es Blockchain y para qué sirve en un entorno BIM?


Blockchain es una tecnología que permite el intercambio de información y transacciones entre dos o más participantes mediante una codificación completamente segura e irreversible. Esta transferencia no requiere de un intermediario centralizado que identifique y certifique la información, sino que está distribuida en múltiples participantes de la red blockchain (nodos) independientes que registran y validan sin que haya necesidad de confianza entre ellos. Cada participante cuenta con una copia exacta de la información, permitiendo llevar a cabo transacciones trazables e infalsificables.

Esa trazabilidad puede extenderse a cualquier cambio que se realiza sobre el modelo del proyecto. Por tanto, Blockchain garantiza un entorno colaborativo seguro y controlado alrededor de BIM.

Considerando que la arquitectura Blockchain está diseñada como una base de datos distribuida, ninguna de las partes involucradas estaría en una posición ventajosa sobre otra ya que Blockchain garantiza el principio de neutralidad sobre cualquier cambio realizado en el modelo. Blockchain actúa como fuente de confianza en la que los participantes del sistema están seguros al intercambiar información.

Con una Blockchain podemos dejar un registro inmutable de todos los cambios realizados sobre cada objeto BIM. Por lo tanto, estos cambios estarán automáticamente vinculados a su autor. De este modo, la información se reflejaría y replicaría en todos los sistemas y servidores (nodos de la red) con acceso al modelo, evitando problemas al identificar a los editores del modelo. Así, la autoría y los derechos sobre cada parte del modelo mismo quedan, inmediatamente, deslindados.

Otro grupo de aplicaciones interesantes de Blockchain en el mundo BIM viene derivado del uso de Smart Contracts, o contratos inteligentes. Con el uso de estos pequeños programas se puede dotar de cierta lógica de negocio al funcionamiento de Blockchain.

Las aplicaciones de Blockchain más allá de las denominadas criptomonedas, que el lector probablemente haya al menos oído, empezaron a demostrarse por primera vez con el desarrollo de la plataforma Blockchain Ethereum en 2013. Si bien el ecosistema Ethereum incorpora su propia moneda digital, la plataforma introdujo la capacidad de incluir no sólo registros numéricos básicos sino también pequeños programas con lógica de negocio en los registros.

Estos pequeños programas son los denominados contratos inteligentes o Smart Contracts.

Son varios los casos de uso en los que BIM y Blockchain interactúan con éxito, pero es quizás el uso de estos Smart Contracts el campo más prometedor ya que explota la principal ventaja de BIM: la transparencia de la información entre las partes. Si esta información, además y gracias a Blockchain, se distribuye entre todas las partes de manera que se garantiza el principio de neutralidad, podríamos construir sobre ella un auténtico ecosistema de certificación y ejecución de reglas de negocio –e incluso contratos- ligado a la información compartida a través del modelo BIM.

Puedes leer el artículo completo aquí

 

BIM infraestructuras

Gracias por inscribirte. Comenzarás a recibir nuestras novedades en tu bandeja de entrada
Parece que hemos descubierto un error en su nueva solicitud de inscripción. Por favor, inténtelo de nuevo en unos minutos o envíelo a [email protected]

Suscríbete ahora a Ingenieros & Arquitectos

Recibe las novedades en tu inbox!